Nuestra empresa
Read Time (5 min)

5 Aprendizajes en la transformación digital de los campos agrícolas

César Urrutia y yo fundamos Space AG hace 5 años. Vimos un gran potencial en desarrollar innovación y tecnología para el creciente mercado agro-exportador de Perú y Latino América. César es biólogo con muchos años de experiencia en el análisis de imágenes de satélites y de drones. Mi experiencia viene más en la gestión de emprendimientos digitales y tecnológicos. A pesar de no haber trabajado antes en agricultura, decidimos involucrarnos en el sector y aprender con nuestros primeros clientes; ellos son quienes enfrentan los retos del día a día. A partir de este aprendizaje, empezamos a co-desarrollar soluciones que resuelvan problemas puntuales y críticos con tecnología.


Desde que fundamos la empresa, hemos lanzado 3 líneas de productos.

Desde que fundamos la empresa, hemos lanzado 3 líneas de productos: monitoreo de cultivos con drones, software para gestión agrícola y una aplicación para digitalizar el cuaderno de campo. Nuestra misión es apoyar a los agricultores a optimizar sus recursos y tomar mejores decisiones gracias a la captura y análisis de información digital.  Venimos trabajando con los principales productores de arándanos, aguacates y uvas del Perú y de la región, en cinco países de Latinoamérica.

Los beneficios superan cualquier inversión.

Si bien la transformación digital de la agricultura puede ser un gran desafío y se requiere de un esfuerzo coordinado en todos los niveles del campo, los beneficios superan cualquier inversión. Desde nuestra perspectiva de promover la adopción de tecnología de alto impacto a los agricultores, estos son 5 mayores aprendizajes que nos hemos llevado:

1) No hay transformación sin una buena estrategia: Digitalizar la data de toda una operación agrícola involucra un esfuerzo coordinado. Es muy difícil tener éxito en esta digitalización sin una estrategia bien definida de qué es lo que se quiere lograr y cómo lograrlo. Las empresas con mayor éxito en su digitalización son aquellas que ponen la adopción de tecnología arriba en su lista de prioridades, crean áreas internas de innovación e involucran a sus líderes y directores en los procesos de transformación digital.

 

2) Las soluciones genéricas no funcionan: la cantidad de información que generan los productores de cultivos de alto valor es son considerablemente más altas a la que genera cualquier productor de commodities como trigo, caña o soya .  Una planta de arándanos puede cargar más de 2,500 frutos en diferentes estados de madurez. Monitorear estos cultivos solo con imágenes de satélites es imposible. Se necesita de soluciones de alta resolución como drones y cámaras de tierra para trabajar con estos cultivos. Es importante entender que la diferencia entre cultivos extensivos e intensivos es muy amplia y, por ello, no se deben buscar soluciones genéricas sino especializadas.


3) La tecnología no resuelve problemas por sí sola: los cultivos pasan por varias etapas durante una campaña - desde la poda, al brote, a la cuaja de los frutos, a la cosecha y a la siguiente poda - cientos de variables tienen que ser medidas y controladas para poder lograr el mayor rendimiento de los cultivos, aumentando la calidad y optimizando los costos. No existe una sola tecnología que simplifique un proceso tan diverso. Se pueden usar drones, sensores o celulares para captar data digital. Más importante que la herramienta, es entender cuáles son los momentos críticos durante el ciclo del cultivo en los que la captura y análisis de data granular pueden añadir valor tangible.


Esta fórmula no funciona para las empresas agroindustriales de nuestro litoral. Los procesos son demasiados diferentes entre un campo y otro, inclusive dentro de una misma empresa.

4) La innovación agrícola es un trabajo colaborativo: Existen muchas soluciones digitales para agricultores que se pueden descargar de la web. Varias startups de otros países venden soluciones digitales para productores agrícolas del Perú, con poco acompañamiento en el proceso de implementación y uso. Esta fórmula no funciona para las empresas agroindustriales de nuestro litoral. Los procesos son demasiado diferentes entre un campo y otro, inclusive dentro de una misma empresa. Por ello, para la implementación digital se necesita un trabajo colaborativo entre el proveedor de tecnología y la empresa agrícola, donde haya un proceso de acompañamiento bien dirigido y coordinado.

 

 

5) La integración y la adaptabilidad son tan importantes como producto: La cantidad de tecnologías que pueden aprovecharse durante una campaña de cultivos es muy amplia. Existen infinidad de plataformas digitales para poder visualizar y analizar data del campo. Si bien es muy importante ofrecer una plataforma fácil de usar y agradable, es aún más crítico que la plataforma sea abierta y flexible para adaptarse a los distintos momentos y formatos de captura de data, así como para poder integrarse con otras soluciones o fuentes de información. Integrar y analizar la data correcta en los momentos correctos, creando una secuencia de casos de uso específicos durante el calendario, es igual de importante que el producto en sí.